miércoles, 22 de marzo de 2017

Me equivoqué

En las entradas precedentes anunciaba la fecha en que tendría lugar un acontecimiento milagroso a nivel mundial. Y lo anunciaba porque en esa fecha se cumplían 29,53 años desde que fui testigo de una visión en la que se hacía referencia simbólica al período del mes lunar sinódico (29,53 días). No obstante, me equivoqué en las previsiones. Pero me equivoqué porque basé mi anuncio en los datos astronómicos establecidos sin haber tenido en cuenta el pequeño desfase diario que se produce entre el día solar y el día sideral. Y para demostrar que no soy un farsante o un embustero, explico la causa de mi “error” al final de esta entrada. 

Los errores que he cometido en mis predicciones se deben a lo siguiente:

1) Me he dejado llevar por los datos científicos establecidos. Lo que ha originado el primero de mis errores.

2) Interpreté erróneamente los datos y las figuras que aparecieron en las dos visiones en las que fui testigo y que tuvieron lugar hace 29,53 años (la primera) y hace 15 años (la segunda).

Por consiguiente, no puedo explicar aquí cuestiones que el lector hoy no entendería. Por tanto, no puedo fijar una fecha concreta para el "gran acontecimiento universal". Tan solo puedo decir que, según mi última interpretación de los datos que poseo, el mundo abrirá los ojos a la verdad durante la segunda quincena del mes de agosto de este año 2017.

Vista previa

Repúblicas y democracias: el sistema político inspirado por Satanás y que impera en el mundo

 Hasta el mismo Dios lo califica de CRIMINAL

video

Como fieles servidores de Satanás, todos los príncipes del mundo (gobernantes) le rinden pleitesía por concederles el poder. Y los que se alzan con el poder mediante los votos populares, MIENTEN a los pueblos ignorantes una y otra vez. Gobiernan para los poderosos y para ellos mismos. Viven en las nubes -o en el PARAÍSO, según decía un alto cargo político retirado- ignorando la miseria económica y moral de sus respectivos pueblos. Son aliados de la inmoralidad, de los poderosos, de los embusteros, de los criminales, de los delincuentes, de los violentos,...Como dice el profeta Isaías: "Tus príncipes son prevaricadores y compañeros de bandidos. Todos aman el soborno y van tras los presentes. No hacen justicia al huérfano y la causa de la viuda no tiene acceso a ellos"  

Y esta es la diosa que las repúblicas adoran: la GRAN RAMERA. La que cree que por tener numerosos esposos (los gobernantes de las repúblicas) "no será viuda jamás". Símbolo diabólico creado por masones ateos en Francia (Europa) para regalar a otros masones ateos de Norteamérica (EE.UU). Diosa a la que todos los pueblos del mundo adoran: los gobiernos republicanos lo hacen de forma consciente y los gobernados por ignorancia o de forma inconsciente.